En Cascanueces llevamos muchos años dedicados no solo a vender ropa y artículos de regalo,

sino también a establecer una especial relación con quienes cruzan el umbral de la puerta.

Como comerciantes que se inspiran en Marco Polo, queremos que nuestras tiendas despierten fascinación.

Como profesionales que vivimos del público, pretendemos que nuestros clientes se sientan como en casa.

Como negocio responsable con su entorno, apostamos de forma inequívoca por la sostenibilidad. 

Este es el espacio que dedicamos a nuestro pequeño mundo.