top of page
  • José Ignacio Delgado

Canciones Eternas

"Hurt": Johnny Cash (American IV: The man comes around, 2002)

Poco podía imaginar Trent Reznor (icono de la modernidad musical -en su vertiente más 'oscura'- con su proyecto Nine Inch Nails) que aquella canción, "Hurt", que escribió para expresar su juvenil angustia existencial, sería utilizada unos años después por Johnny Cash a modo de testamento. Y aunque Trent nunca demostró demasiado aprecio por la versión del viejo rey del country, es incontestable que su profundo impacto sobre el alma de millones de seres humanos consiguió que superase cualquier etiqueta, convirtiéndola en un clásico atemporal. No somos pocos los que creemos que el "Hurt" de Cash es una de las más lúcidas y devastadores reflexiones sobre el paso del tiempo, la derrota y la conciencia de los propios errores jamás interpretadas. Un encontronazo con el implacable destino y con el pasado evanescente del que es difícil no salir maltrecho. El vídeo de la canción es otra obra maestra que mezcla secuencias de los 'buenos tiempos' de Johnny con otras que reflejan la penosa decadencia del otrora divo en el gran salón de su casa, con ese solitario y crepuscular banquete inspirado en los vanitas del Barroco. Otra localización fue el abandonado museo cercano, mudo testigo de perdidos tiempos de gloria adonde acudía gente de todo el mundo para adquirir discos y recuerdos del legendario 'hombre de negro'. Se dice que durante el rodaje tuvo grandes dificultades para ajustar la mímica facial al tema. Se cuenta también que la esposa de Cash, June Carter, por entonces también muy enferma y recluida en la planta superior de la mansión, se levantó de la cama al escuchar la música y el alboroto abajo; al verla aparecer por la escalera, el director Mark Romanek le ofreció en el acto maquillarla e incluirla en el vídeo: otra vuelta de tuerca en el irresistible crescendo emocional que se desplegará frente al desvalido espectador. June murió a los pocos meses. El eterno Johnny no tardó en seguirla. Y yo, simple mortal, confieso que nunca he sido capaz de escuchar "Hurt" sin derramar mis propias lágrimas.

"Hurt"


Hoy me hiero a mi mismo solo por ver si sigo sintiendo. Me concentro en el dolor, lo único real que me queda. La aguja escarba en el agujero, el viejo pinchazo de siempre. Intento acabar con ello, pero todo lo recuerdo.

¿En qué me he convertido, mi más dulce amigo? Todas las personas que conocí se fueron. Podrías tenerlo todo, mi imperio de deshechos. Te decepcionaré, te haré sufrir.


Llevo esta corona de espinas sentado en mi trono de mentiroso. Lleno de pensamientos rotos que no puedo arreglar. Bajo las marcas del tiempo, los sentimientos se desvanecen. Eres otra persona y yo todavía sigo aquí.

¿En qué me he convertido, mi más dulce amigo? Todas las personas que conozco terminan por irse. Y podrías tenerlo todo, mi imperio de deshechos. Te decepcionaré, te haré sufrir.


Si pudiera empezar de nuevo, a millones de millas de aquí, seguiría siendo yo mismo, encontraría la manera.

bottom of page