• Cascanueces

Cine mudo y piano

La Seminci organiza un breve ciclo para los más pequeños.


Fue, en los olvidados tiempos del cine mudo, la única forma en que las películas podían tener su banda sonora: un organista o pianista (el instrumento formaba parte, como en las iglesias, del equipamiento de la sala) se sentaba a un lado o frente a la pantalla para ilustrar con su música a las silentes imágenes.

La Seminci de Valladolid quiere que los espectadores más jóvenes vivan esa experiencia, de la mano del pianista Miguel Ángel Recio, experto en este difícil pero sugerente arte del acompañamiento de películas.


25 y 31 de octubre, 12:00h

LAVA (Valladolid).

Localización.