• Teresa Ramos

"FOSFENOS"


Créditos de la imagen: NASA, ESA y J. Banovetz y D. Milisavljevic



Mirando ésta fascinante imagen del Observatorio Einstein de la NASA, otro de los regalos del Telescopio Espacial Hubble, de lo que parece son los restos gaseosos de una supernova que explotó hace aproximadamente 1.700 años, he recordado esas pequeñas luces que vemos cuando cerramos los ojos, los fosfenos. Según Wikipedia es un fenómeno caracterizado por la sensación de ver manchas luminosas por la estimulación mecánica, eléctrica o magnética de la retina o corteza visual. Un ejemplo de fosfeno son los patrones luminosos que se ven al frotar los párpados con bastante presión.


Y este recuerdo me ha llevado a una sugestiva pieza de la artista multidisciplinar Laurie Anderson; en el film-ensayo “Heart of a dog” (2015) explora temas como el amor, la muerte y el lenguaje. La voz de la compositora es una presencia continua, narrando en un flujo constante historias sobre su madre o su perra Lolabelle, fantasías de la infancia o teorías políticas y filosóficas, y exponiendo ésta interesante reflexión acerca de los fosfenos:


"¿Cómo se llaman esas cosas que ves cuando cierras los ojos? Creo que son los fosfenos. Los patrones rojizos. Los pequeños golpes, puntos y pequeñas líneas borrosas que ves flotando cuando cierras los ojos.

Y nadie sabe realmente qué son, o para qué sirven. A veces parecen ser provocados por el sonido. O disparos eléctricos o magnéticos aleatorios. A veces, los fosfenos se denominan "el cine del prisionero". Una especie de película animada eterna, sin trama, vanguardista. O tal vez son solo protectores de pantalla. Sosteniendo patrones que simplemente se sientan allí. Para que tu cerebro no se duerma."