• Cascanueces

Las murallas de León

Vestigio del 'origen romano' de la ciudad.


Es lástima el secular abandono de esos tesoros que ennoblecen nuestras ciudades. España, privilegiado 'cruce de caminos' de numerosas culturas, ha visto mermar su patrimonio durante generaciones, muchas veces en beneficio de un mal entendido progreso (digánselo, por ejemplo, a los vallisoletanos con la desaparición de gran parte del casco histórico de la ciudad durante alguno de los 'boom' inmobiliarios del pasado siglo). En un término medio, puesto que aún se conservan tramos en relativo buen estado, se encuentran las murallas de León, que en un tiempo rodeaban perimetralmente la ciudadela construida por los romanos. Y es que el asentamiento en el lugar de dos legiones (primero fue la Legio VI Victrix en el siglo I y más tarde la conocida como Legio VII Gemina), una de cuyas misiones era garantizar el tráfico de oro desde los yacimientos de Las Médulas a la capital, propició la proliferación de construcciones civiles siguiendo el modelo establecido y probado en todas las latitudes del imperio. Las murallas no son el único vestigio del paso de aquellos formidables soldados-ingenieros que extendieron durante centurias su dominio por Europa. León ofrece también asombrosos espacios como la Porta Principalis Sinistra, correspondiente al primer campamento construido por la Legio VII cuyos restos se pueden ver en la cripta arqueológica de Puerta Obispo, junto a la Catedral. También puede visitarse un fragmento de la Via Principalis que transcurría por debajo de la actual Calle Ancha, y que el bar y restaurante homónimo permite ver a través de cristales. Citamos también el Acueducto, alguno de cuyos restos se exponen en el museo de San Marcos. Destaca también el Aljibe de San Pedro, detrás de la Catedral, la Cripta de Cascalerías y el yacimiento de Santa Marina, con su aula arqueológica. Motivos, en fin, más que suficientes para organizar una ruta romana por la ciudad que bien puede acabar en el Barrio Húmedo para reponer fuerzas. Y es que León ciertamente es mucha ciudad para ver en un solo día.