• José Ignacio Delgado

Memoria de piedra y hierro


"En amaneciendo, se regaron todas las calles y se adornaron con colgaduras riquísimas, principalmente frente a Palacio, donde se pusieron los entapizados del rey, muchos y mucho precio, y, a causa del sol, entoldaron todas las calles por donde había de pasar la procesión, con telas de lino y de estopa; y donde las calles eran anchas, o había plazas, se levantaron mástiles para poner el toldo, y fueron 600 los cobertizos levantados, y con ellos y con el toldo de las calles se cubrieron 2.000 pasos, de tres palmos el paso; y tenía el palmo; y tenía el toldo 8, 9 ó 10 paños, según las calles, y así se necesitaron 16.300 varas de estopa, toda la cual se cortó de nuevo y por cosa notable lo cuento".


-Descripción de una procesión en Valladolid: "Fastiginia", Tomé Pinheiro (1605)-


Estampas urbanas: "Memoria de piedra y hierro "

Plaza de Portugalete (Valladolid).

© de la imagen: 2021 José Ignacio Delgado