• José Ignacio Delgado

"Planeta Cascanueces"

Impresiones (aleatorias) en torno a una fotografía


Hace algún tiempo solicité a los amigos que trabajan en Cascanueces imágenes obtenidas en las propias tiendas. La idea era establecer algún tipo de conexión, más o menos coherente, entre ese "Mundo Cascanueces" que orbita cotidianamente en torno a la muy noble actividad de vender objetos al público y este otro 'de las ideas' que representa este Blog. Sin embargo no fui capaz de prever la complejidad de la tarea, sobre todo cuando 'la mirada' que se ofrece (ese matiz que lo es todo en la fotografía y aún en la vida) va más allá de lo evidente. Así ocurre con nuestra colaboradora Teresa Ramos ("Tere"), que nos remite una fotografía a partir de la cual la imaginación se dispara en múltiples direcciones. Si yo tuviera que reflexionar cabalmente (por fortuna no es el caso) debería referirme a esa compleja urdimbre sobre la que se asienta el comercio, pues el camino que lleva a poner al alcance de un cliente un sugestivo 'objeto de deseo' es harto sutil y complejo. No negaré que el mérito (y la responsabilidad) de este proceso recae por entero en la figura del comerciante que, siguiendo un innato y también cultivado instinto, debe elegir cada temporada entre la gigantesca cornucopia de maravillas que el mundo globalizado pone a su disposición. Loa por tanto a la inspiración de Cati y Javi, 'almas' de Cascanueces y promotores de este Blog. Sin embargo, el criterio que alienta estas líneas está más basado en la emoción y en lo subjetivo, de ahí que frente a esta poderosa imagen, me remitiré a otro tipo de asociaciones. Nombraré primero la película "Planet of the apes" (1968, Franklin J. Schaffner), donde humanos viajeros del espacio recalan en una Tierra dominada por simios. Trágica distopía a mayor gloria del desesperado Charlton Heston, una de cuyas posibles derivaciones sería la de los avezados astronautas de la imagen que, acumulando mundos a sus espaldas, parecen aprestarse a conocer el siguiente. No me parece tampoco descabellada la referencia a "Prometheus" (2012, R. Scott), en la que los peregrinos del vacío buscan a sus 'ingenieros' creadores. Tampoco sería absurdo recordar, por razones obvias, las secuencias que inician y concluyen "2001: A Space Odyssey" (1968, S. Kubrick). Ya en el terreno de la no ficción, es obligado referirse al heroico Ham (1956-1983), el primer chimpancé astronauta reclutado por la incipiente NASA, quien fue 'invitado' a participar en el programa espacial y lanzado al espacio en una cápsula con el fin de anticipar los efectos de la ingravidez sobre los humanos. Milagrosamente, Ham sobrevivió al experimento (no así su colega rusa, la desdichada perrita Laika) así que, terminada la aventura, fue devuelto al zoo donde murió con 26 años. ¿Y cómo no terminar este apresurado primer viaje al Planeta Cascanueces con el gran Bowie y su explosión de Glam, lirismo y 'mellotrones', inspirada a su vez por la película de Kubrick...?




Space Oddity (D. Bowie)


Control en tierra a Comandante Tom. Control en tierra a Comandante Tom. Toma tus pastillas de proteína, y ponte el casco.

Control en tierra a Comandante Tom, comenzando cuenta atrás. Motores encendidos. Comprobando el arranque, y que el amor de Dios esté contigo.

Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno, despegue.

Aquí control en tierra a comandante Tom, Ha cumplido con creces las expectativas, y los periódicos quieren saber qué marca de camisetas lleva. Ahora es momento de abandonar la cápsula, si se atreve.

Aquí comandante Tom a control en tierra, estoy atravesando la puerta, y estoy flotando de una manera muy peculiar. Y las estrellas se ven muy diferentes hoy.

Porque aquí, estoy sentado en una lata de hojalata, muy lejos por encima del mundo. El planeta Tierra es azul, y no hay nada que yo pueda hacer.

Aunque ya he superado las cien mil millas, me siento muy quieto. Y creo que mi nave espacial sabe en qué dirección ir. Dile a mi esposa que la amo mucho, ella lo sabe.

Control de tierra a comandante Tom, su circuito está apagado, algo va mal. ¿Puede oírme, comandante Tom? ¿Puede oírme, comandante Tom? ¿Puede oírme, comandante Tom? ¿Puede… ?

Estoy aquí flotando, alrededor de mi lata de hojalata, muy lejos por encima de la luna, el planeta Tierra es azul, y no hay nada que yo pueda hacer.