• José Ignacio Delgado

Polaroid



Polaroid: Laia Ramón

Siempre resulta interesante comprobar las diversas formas en que la obra de arte influye en quien la contempla. El arte "visitado" por otros artistas (la condición no la asigna un título o etiqueta, o estar expuesto en un espacio museístico, sino la propia forma de contemplar el mundo), puede dar como resultado un fascinante juego de espejos, un cruce de miradas donde el instante queda atrapado (en esta ocasión, el efecto se refuerza desde diferentes puntos de vista). Acaso por ello la fotografía mantiene intacto su poder de seducción. Su hipnótico influjo va mucho más allá del obsesivo culto a la propia imagen con que saturamos las RRSS (1,2 billones de imágenes disparadas en 2017) ya que, a diferencia del cine que lo modela, nos permite congelar el tiempo. Puedo comprender a las personas a quienes incomoda ser retratadas, pues hay algo perturbador en el hecho de "despojarse" de la propia imagen para fijarla en un momento que permanecerá eternamente suspendido.




Estampas Urbanas: "Polaroid - Vio y Laia en el MPH"

Museo Patio Herreriano (Valladolid)

Instalación perteneciente a la Exposición 2120 La Colección después del Acontecimiento.

© Imagen: 2020 José Ignacio Delgado